July 14, 2012

Panamá

Llegamos a Ciudad de Panamá en la madrugada -desde San José a Panamá, en autobús, el trayecto es de más o menos 17 horas- así que lo que hicimos al llegar al terminal fue salir corriendo a tomar un taxi que nos llevara a buscar hotel. Nuestra primera parada fue el Luna's Castle Hostel, no teníamos reservación y estaban full, así que nos fuimos a seguir buscando hoteles/hostales/cualquier cosa con una cama para pasar la noche. Después de dar unas cuantas vueltas, sin éxito, encontramos un hotel que no me acuerdo el nombre pero no era nada del otro mundo.

Al día siguiente volvimos al Luna's Castle y, de nuevo, estaban full. Si queríamos quedarnos teníamos que esperar a la hora del check-out para ver si se desocupaba alguna habitación. Como no queríamos esperar y casi todos los hostales de la guía estaban full, le preguntamos a uno de los muchachos y nos recomendó el mejor hostel en el mundo entero: Panamá by Luis. Así que agarramos un taxi y nos fuimos hasta Coco del Mar -la zona donde queda este hostel-.


Llegó la hora de alabar a Panamá by Luis jajaja. Voy a empezar diciendo que el dueño es excesivamente amable y super amigable, el ambiente es demasiado relajado, los cuartos -o por lo menos en el dormitorio donde nosotros nos quedamos- son cómodos, tiene su cocina, WiFi, el desayuno que te ofrecen son unas panquecas que tienes que hacer tu mismo, etc. Además de esto, a menos de 5 minutos caminando hay un supermercado, una licorería, una gasolinera -por si llevas carro-, la parada del autobús y queda relativamente cerca de Panamá viejo. Si van y se quieren quedar en un hostel que sea limpio y que la gente sea agradable, vayan a Panamá by Luis, por favor.

Después de dedicarle un párrafo completo al hostel, volvamos al viaje. Acomodamos nuestras cosas en el dormitorio que nos asignaron -que lo teníamos prácticamente para nosotros- y nos fuimos a pasear y a comer al Albrook Mall. Cuando se hizo tarde, nos regresamos al hostel para planear lo del día siguiente. Mientras estábamos haciendo nuestros planes conocimos a una pareja de ingleses super amigables que, al igual que nosotros, llegaron ese día. Como nos cayeron tan bien, decidimos hacer planes juntos. 


Al día siguiente nos levantamos, no tan temprano, y fuimos a varios lugares. Empezamos por Panamá Viejo, aquí están los restos de donde se encontraba la antigua capital que destruyó el pirata Morgan. La entrada a este sitio arqueológico, CREO que era de USD 2 y no hay guías. Así que el recorrido lo tienes que hacer solo.






El recorrido es corto, pero vale la pena visitarlo. De ahí, agarramos el autobús y fuimos hasta Casco Viejo, que es donde se volvió a fundar la capital de Panamá, después de que la otra fuese destruida. Está lleno de iglesias -la iglesia San José es una de las más famosas porque el altar es hecho de madera y recubierto en oro y según la leyenda, los piratas no robaron ese altar porque los monjes de la iglesia lo pintaron todo de negro-, plazas y edificios oficiales -como el Palacio de Justicia-. Además de todo eso, hay un café super famoso -y super antiguo- que es el Coca Cola Café. Es el típico café -en verdad es un restaurant- donde ves a los viejitos jugando ajedrez, leyendo el periódico, hablando con los conocidos -y los no conocidos también-, las mesoneras van de un lado a otro... En fin, es un lugar que tienen que visitar si van a Panamá.


En Casco Viejo, con la pareja de ingleses 

Altar de oro en la iglesia San José
Como ya era medio tarde, después de recorrer Casco Viejo -lamentablemente no tengo tantas fotos como quisiera, no se qué nos pasaba que se nos olvidaba tomar fotos- fuimos a comer, de nuevo, al Albrook Mall, fuimos al cine -porque ya no había más nada que pudiéramos ver- y luego al hostel. Al día siguiente fuimos al  lugar que todo el mundo debe visitar: El canal de Panamá, exactamente la esclusas de Miraflores. es DEMASIADO impresionante como se va nivelando toda la cuestión y como se abren las esclusas y como pasan los inmensos barcos por ahí, todo, todo es super impresionante. Como nosotros teníamos los carnets ISIC -International Student Identity Card-, pagamos como USD 5, pero creo que normalmente se pagan como USD 8. Cuando vayan, por favor, revisen las horas a las que pasan los barcos para que no vayan a perder el viaje. Si llegan temprano, o cuando vayan de salida, pasen por el museo, es super fino y divertido.



Vean, en la foto anterior, por donde estaba el nivel del agua del lado derecho


Después de impresionarnos demasiado con las esclusas, fuimos -de nuevo- a comer al Albrook Mall y a hacer algunas compras de último minuto. Si eres venezolano y estás leyendo esto, sabes que comprar en Panamá es un paraíso porque todo es más barato que aquí en Venezuela, así que si íbamos a Panamá y no comprábamos nada era como haber perdido el viaje jajaja. Como yo me estaba sintiendo medio mal, regresamos al hostel y fuimos a dormir.

Al día siguiente, yo aún me sentía medio mal así que hicimos todo lo posible para que me sintiera mejor y todo fue en vano, porque cada vez me sentía peor. Pero bueno, seguimos con las compras nerviosas, esta vez fuimos al MultiPlaza que es como el centro comercial chic de Panamá. Las tiendas que están ahí son que si Louis Vuitton, Cartier, Jimmy Choo, Loewe, Givenchy, Hermes... También hay tiendas por departamento y más baratas, pero dominan las de diseñadores y firmas famosas. Después de pasar la mayor del día ahí y como ya yo no podía más con mi vida, nos regresemas al hostel para prepararnos para nuestro siguiente destino: México D.F.

Nos vemos en el próximo destino,
M.