June 11, 2012

La Antigua Guatemala

Después de pasar un día en la capital, decidimos ir hacia la Antigua capital de Guatemala. Una 'ciudad' donde todas las calles son de piedras y las casitas y hostales son bastante coloniales. Llegamos super temprano y como no teníamos reservación en ningún hostal, tuvimos que esperar hasta la hora del check-in. Mientras tanto, fuimos a desayunar al único lugar abierto en todo Antigua (era como un café, que según recuerdo, ofrecía desayunos, té, café, entre otras cosas, además los que atendían eran muy amables).

Arco del antiguo convento
Al principio nos queríamos quedar en un hostal que se llama Jungle Party, pero al parecer es tan BRUTAL que todas las habitaciones y dormitorios estaban full (Recomendación: si deciden quedarse en ese hostal, hagan reservaciones antes), así que decidimos aventurarnos a buscar un hostal que estuviera en el mismo rango de precio de ese -que no era muy difícil, porque en general Guatemala es muy muy muy barato-.

En ese 'aventurarnos a buscar hostal' nos pasó algo muy desagradable. Cada vez que entrábamos a algún lugar y nos escuchaban hablando español nos miraban feo y las personas que atendían el lugar dejaban de ser amables. Incluso había algunos que ni siquiera hablaban español. Ok, yo entiendo perfectamente que sea una ciudad turística y que la mayoría de las personas que van para allá hablan solamente inglés, pero nosotros también eramos turistas y no deberían menosprecionarnos por el simple hecho de hablar español. Además, si se supone que estás en un país de habla hispana, deberías por lo menos hacer el intento de hablar español.

En fin... Después de pasar por varios hostales, nos mandaron para uno que se llama Kafka y todo fue perfecto, los ángeles cantaron y se abrió un halo de luz en el cielo -tampoco así, jajaja-. Es un hostal que tiene agua caliente -cosa importante, porque si el agua es extremadamente fría y si van en 'invierno' pues morirán del frío-, tiene una terraza/restaurant/bar donde puedes sentarte relajadamente a comer o a tomarte un coctél. Lo malo es que el único lugar donde tenías Wi-Fi era en la terraza. Nos guardaron nuestros bolsos mientras esperábamos que limpiaran la habitación que nos iban a dar y todos esos detalles, y mientras tanto fuimos a recorrer lo que quedaba más cerca.

Zona de hamacas del Kafka
Empezamos por el Parque Central, que es la plaza que queda en el medio de Antigua. De ahí, fuimos a la catedral de Santiago, que queda en frente de la plaza, ahí solo tomamos unas fotos y de ahí fuimos al Palacio del Ayuntamiento, allí queríamos entrar al Museo de Santiago, pero no se qué pasó que al final no entramos y terminamos entrando a una que queda justo al lado, el Museo del Libro Antiguo que como dice el nombre la exhibición es de libros y documentos antiguos -más o menos de la época de la colonia-, hay una réplica de la primera imprenta que hubo en Guatemala y es bastante informativo, además la entrada es barata -alrededor de USD 2-.

Catedral de Santiago
Al salir del museo, fuimos a una tienda de artesanías. Aquí venden desde vestidos con estampados mayas, pasando por máscaras de madera , hasta accesorios. El área de la tienda no era inmensa pero vendían de todo. Compramos varias cositas allí y después seguimos el recorrido. Además de esta tienda, está el propio mercado de artesanías, que nosotros vimos al día siguiente.




Empezamos a averiguar los day trips para el volcán de Pacaya, los ofrecen en casi todas las agencias de viaje, hostales y hoteles que hay en Antigua, ir a alguno de los volcanes es un MUST. Cuando nosotros fuimos, había pasado alrededor de 1 o 2 meses desde la erupción del volcán, así que la lava que vimos ya estaba solidificada, aunque debajo de esta aún quedaban partes que no estaban solidificadas.


Pacaya
Lava solidificada

Otro MUST -a mi parecer- de Antigua son los bagels de The Bagel Barn. Son demasiado, demasiado, demasiado, DEMASIADO buenos. Dulces o salados, en combo o solos, smoothies y más cosas. Además es un lugar super agradable y hay Wi-Fi.

Después de unos días en Antigua, nos preparamos para nuestro siguiente destino en Guatemala: Tikal.

Besos,
M.