July 4, 2012

Managua y Granada, Nicaragua

Llegamos al terminal de Ticabus en Managua en la tarde, así que tomamos un taxi que nos llevara al Hotel Ideas de Mamá, un hotel 3 estrellas que nos parecía super cómodo, pero para el presupuesto que teníamos era un poco caro. Así que lo que hicimos fue solo pasar una noche ahí y después nos fuimos a otro hotel. En el camino del terminal al hotel el señor del taxi lo único que nos decía era la zona donde está ese hotel era muy fea y demasiado peligrosa y un millón de cosas más. Como ya habíamos leído en la Lonely Planet que los taxistas hacen LO QUE SEA para que vayas al hotel que ellos te recomiendan -les dan una comisión por llevar turistas-, no le hicimos caso y lo que hicimos fue decirle que ya teníamos reservación. Esa noche fuimos a comer a Zona Hippo's, la comida es super buena y no es tan cara.

Managua desde el Parque Histórico Nacional Loma de Tiscapa

Al día siguiente lo primero que hicimos fue cambiarnos de hotel. Nos quedamos en Hotel y Apartamentos Los Cisneros, resulta que era aún más cómodo que el hotel Ideas de Mamá -o por lo menos la habitación donde nos quedamos nosotros- tenía dos camas GIGANTES y comodísimas, el llavero era una maraca que decía Nicaragua -un detalle que me encantó-, el área del restaurantcito era linda y además la comida era muy buena, no tenían mucha variedad pero el gallo pinto y las panquecas eran buenas. 100% recomendado si van a Managua.

Nos acomodamos y todo lo demás y salimos a recorrer Managua. Primero fuimos al Parque Nacional Histórico Loma de Tiscapa donde está la silueta de Sandino, uno de los monumentos más importantes de Managua. Además de eso, está el Canopy Tour de Tiscapa donde -obviamente- puedes hacer canopy -básicamente es ponerse un arnés y colgarse de un cable que te lleva de una plataforma a otra-. Este canopy tiene 3 plataformas y te ofrecen 3 formas de ir de una plataforma hacia otra -la primera es normal, la segunda es de cabeza y la tercera vas como Superman jajaja, es muy cómico, y tienes que ir acompañado de un guía-. Yo soy tontísima y me dio miedo ir de cabeza y solo hice las otras 2 poses, pero Rick sí hizo las 3. Además de las poses, el atractivo de este tour es que lo haces sobre el Lago de Tiscapa y la vista es muy linda -un lago que está contaminado, así que por más que sienta la urgencia de meterse no lo hagan, por favor-. Al llegar a la última plataforma hay un camión que te lleva de regreso para que veas las fotos y las compres y todo lo demás.

Silueta de Sandino

Lago de Tiscapa

De ahí fuimos a las Huellas de Acahualinca. Es un museo donde están las huellas de un grupo de personas y animales que se cree estaban caminando hacia el Lago de Managua por agua y comida y son supuestamente las huellas más antiguas de Latinoamérica -¡tienen 6000 años!-. La entrada al museo incluye un guía -a nosotros nos tocó una señora super amable y que sabía TODO a la perfección, le preguntabas cualquier cosa y ella respondía-. Es algo que, si van a Managua, no se pueden perder.

Huellas de Acahualinca
Después de ahí, tomamos un taxi hasta la Zona Monumental -la señora del museo de las huellas nos llamó uno porque, según ella, la zona donde estábamos era muy peligrosa-. En la zona Monumental vimos la antigua Catedral de Managua y al Museo Nacional que queda en el Palacio Nacional de la Cultura, al igual que el museo de las huellas, la entrada te incluye un guía. Para cuando terminamos el tour del museo ya yo no podía más con mi vida porque HACE DEMASIADO CALOR, pero demasiado, en serio. Así que fuimos a un centro comercial a comer y de ahí fuimos al hotel para bañarnos y cuadrar lo que íbamos a hacer al día siguiente.

Nos levantarnos, desayunamos y tomamos un autobús hasta Granada, una ciudad colonial que queda a poco menos de 1 hora desde Managua. Los autobuses salen cada 15 minutos y son bastante baratos. El autobús te deja en la Plaza Central de Granada y de ahí lo único que tienes que hacer es caminar. 

Vista de la Plaza Central de Granada desde el campanario de la Catedral
Lo primero que vimos fue la Catedral de Granada, los colores son llamativos -amarillo y rojo- y está muy bien conservada. Decidimos entrar, como era un día de semana normal no había misa ni nada, así que la iglesia estaba completamente vacía, solamente estaba un señor con el que hablamos para que nos dejara subir al campanario -creo que no pagamos nada por subir-. 

Desde el campanario
Al salir de ahí fuimos a comer y después fuimos al puerto de Granada donde hay varias lanchitas/peñeros/botes que dan un paseo por el Lago Cocibolca -creo que el precio está por los USD 15, pero no recuerdo muy bien-. El recorrido es más o menos de 1 hora y te pasean por todas las isletas de Granada -las isletas son una pequeñas islas donde puedes encontrar desde pescadores hasta mansiones, hay algunas que se pueden alquilar/rentar por un período de vacaciones-. Desde el Lago se ve el volcán Mombacho, se cree que este hizo erupción hace unos cuantos años y que gracias a eso se formaron las isletas.


El Mombacho desde el Lago Cocibolca
Al final del día regresamos a Managua para arreglar nuestras cosas, relajarnos, comprar los pasajes y prepararnos para nuestro próximo destino: Costa Rica. 

Besos, 
M.